/ El establo de Pegaso: Yalal ud-Din Rumi y Mercan Dede en 800

lunes, 26 de mayo de 2008

Yalal ud-Din Rumi y Mercan Dede en 800



En septiembre de 2007 se celebró el 800 aniversario del nacimiento de Mawlana Jalal-ud-Din Rumi, uno de los grandes poetas y filósofos de la mística sufí, fundador de los derviches giróvagos. El último disco de Mercan Dede “800” está dedicado a la celebración de su nacimiento. He intentado en esta entrada unir la poesía del Rumi con la música e imagen del trabajo de Mercan Dede.

En el Arco de Tu Mazo

No vayas a ningún lado sin mí.
No dejes que nada suceda en el cielo aparte de mí,
o sobre la tierra, en este mundo o en aquel otro,
sin mí ser en su suceso.
Visión, no veas nada que yo no vea.
Lengua, no digas nada.
La manera en que la noche se conoce con la luna,
sé eso conmigo. Sé la rosa
más cercana a la espina que soy .
Quiero sentirme en ti cuando pruebes la comida,
en el arco de tu mazo cuando trabajes,
cuando visites amigos, cuando tú solo
subas al techo por la noche.
Nada hay peor que caminar por la calle
sin ti. No sé a dónde voy.
Tú eres el camino, y el conocedor de caminos,
más que mapas, más que amor.

Yalal ud-Din Rumi (1207-1273)



¿Qué puedo hacer, oh musulmanes?, pues no me reconozco a mi mismo.
No soy cristiano, ni judío, ni mago, ni musulmán.
No soy del Este, ni del Oeste, ni de la tierra, ni del mar.
No soy de la mina de la Naturaleza, ni de los cielos giratorios.
No soy de la tierra, ni del agua, ni del aire, ni del fuego.
No soy del empíreo, ni del polvo, ni de la existencia, ni de la entidad.
No soy de India, ni de China, ni de Bulgaria, ni de Grecia.
No soy del reino de Irak, ni del país de Jurasán.
No soy de este mundo, ni del próximo, ni del Paraíso, ni del Infierno.
No soy de Adán, ni de Eva, ni del Edén, ni Rizwán.
Mi lugar es el sinlugar, mi señal es la sinseñal.
No
tengo cuerpo ni alma, pues pertenesco al alma del Amado.
He desechado la dualidad, he visto que los dos mundos son uno;
Uno busco, Uno conozco, Uno veo, Uno llamo.
Estoy embriagado con la copa del Amor, los dos mundos han desaparecido de mi vida;
no tengo otra cosa que hacer más que el jolgorio y la jarana.

Fragmento del libro Poemas sufíes de Yalal ud-Din Rumi, editorial Hiperión.

Adamar revista de creación

álbum '800' Mercan Dede