/ El establo de Pegaso: Manchas nombradas de José Miguel Ullán

sábado, 6 de junio de 2009

Manchas nombradas de José Miguel Ullán

Manchas nombradas




Responsos

ESTO ES HECHO. Que acicalen tu lengua y tu mano la incolora cebolla del muerto. (Hay tela.)No te averguences de su gota apenas: finis coronat opus. Ciérrale el ojo y fuma (hay mortaja),tiritando de anhelo y de torpeza. A cada credo, mira o remata mustiamente a las amargas telarañas. Hay cuchara.



La noche que aquí yace vaticina otra isla más menguante. El reino de la luna está fundado sobre una esponja.



OJO DÓCIL, lo mismo que la niebla del arcano final.
Humo de la mirada, crimen cóncavo cuando el agua amanece.



LA PUERTA empieza a devanar sus hilos.
Nadie saca la aguja del candado.



EN DÍAS OTOÑALES,la calavera fue morada del ángel y no turbio destino. Pero llegó el invierno a los confines de la lectura mentirosa.
(Ciérrate en banda)



CUAL AMANTE que avanza lentamente entre azufre y mercurio.





EL AVIÓN PLATÓNICO no existe
Y el cuerpo a despegar ha comenzado.



ENTRAD, ENTRAD DESNUDOS en la última noche de la nieve enemiga.

Dichoso será aquel que se prolongue
y en medio de las llamas no se encienda. Entrad, entrad cayendo como las dinastías.



HAY CUCHARA. Hay lunares y cruces. Hay lágrimas. Hay relinchos y abrazos. Hay honor. Hay oscilantes almas. hay cejas, bocas, canas. Hay cola. Hay amores sin alas. Hay nada. Ceniza del hay ido, pintura; ceniza del ay ido, palabra.




HAY UN SUDARIO DE PAPEL... No sigas. Puedes palmar en un decir amén.


De Manchas nombradas de José Miguel Ullán

1 comentario:

jordim dijo...

muy bueno ese Manchas nombradas.