/ El establo de Pegaso: A Dieguín, en nombre de todos

miércoles, 18 de junio de 2008

A Dieguín, en nombre de todos




Quiero escribir algo sobre Dieguín y no sé muy bien qué decir de tantas cosas que se podrían contar. A veces, cuando piensas que la vida es injusta, aparece en tu camino un ser que lo simplifica todo y te enseña que un abrazo para demostrarte el cariño o una carcajada para transmitirte felicidad son de las cosas más preciosas que puedes llevarte de este mundo. Los verdaderos maestros nunca pretenden serlo, lo son y ya está. Quizá vinieron a este mundo para eso, y lo enseñan con el ejemplo. Buscando el agua para disfrutar de ella, tocando la arena como si fuera un tesoro, ¿acaso no lo es?, poniendo en todo algún sentido más de los cinco, que a la mayoría se nos supone, para ser felices en cada momento.
Me encantaba cuando me abrazaba, me miraba con esos ojos pícaros y me daba unos besos. Yo creo que en el fondo sabía que era una pava, un poco cardo borriquero y me quería enseñar lo que me estaba perdiendo. A todos los que se nos cruzó en el camino nos tocó de alguna forma y a los que han tenido el privilegio de tenerlo cerca creo que les ha cambiado la vida. Mari Luz me dijo “Mi ángel se fue”, pero yo pienso que se marchó, así a hurtadillas, para ver desde una rendija como eres feliz con todo lo que te ha enseñado durante estos años. Y si no ya se lo chivara Pepe, que me parece que lo ha dejado bien enseñado,
Ra, Ra, Ra ¡Cómo te vacilaba!, casi tanto como te quería, probándote y luego venga el besín. ¡Un figura con las emociones!. Siempre me acuerdo de la historia del mimo en el Puerto de Pollença, al que nadie le daba ni bola. Se acercó Dieguín entusiasmado, comenzó a hacer gestos con él y se le formó corro. “Dejadme al niño, dejadme al niño” decía.
Quería poner la foto del mimo, que me encanta, pero como tengo el ordenador en construcción y el escáner no me va, he colgado una de la Cala San Vicente que también me gusta mucho porque en ella Dieguín tiene esa cara de felicidad que se le quedaba cuando estaba cerca del mar.

Para Mari Luz y Raúl con todo mi amor, sintiendo el espíritu de los seres libres que están en todas partes.

En una hoja en blanco puede romper el mar
dejando sal y caracolas
cuando las letras no aciertan a contar.
Los espíritus libres son del agua y del viento
del fuego y del polvo de la tierra.
Nos mojan y nos dan de beber
azotan el rostro y son brisa
nos queman y nos dan la luz
son la materia que da sentido a nuestras huellas
que construye las paredes de la casa
y se van
los llama la mar para dar fuerza a cada ola,
los necesita el viento para esparcir la semilla
los busca la hoguera y la vela
los requiere la tierra.


También le recuerda Lucia
Y Casandra
Y Alba

8 comentarios:

Begoña dijo...

Quería contaros algo de Diego y al leer a Elena, lo has descrito tan bien¡¡¡¡ me he acordado de otra historia con un mimo en la Plaza San Martín en León, en esta un poli cabreado quería echar al mimo y Diego, que nos habia pedido dinero, se fue pa alla con su andar vacilante y una moneda en la mano, la plaza llena de gente miraba la escena, y fue y le entregó el dinero al poli en vez de al mimo, le aplaudió todo el mundo, se reía hasta el poli.... Eso era un figura de las emociones¡¡.

De la tristeza que nos envuelve a todos los que tuvimos el placer de tratarle tendriamos que recordar su capacidad de ser feliz, de lucha, de transmitir amor... una lección impresionante de como "enfrentarse" a la vida y a su ausencia.

A besos te hiciste grande en nuestros corazones y allí estaras siempre.


Begoña y Casandra

Beatriz dijo...

Los ángeles tienen un solo lugar, pero la capacidad de estar en todas partes... Eso es Diego, su sitio ya no podia ser este porque al tener que estar en los corazones de tantos como le queremos, la única manera que encontró de hacerlo es desde el cielo. Nadie que le conoce o conoció puede no quererlo porque esa pequeña personita era tan grande como el Amor puro... Daba tanto con su sencillez y su dulzura...Todos y cada uno de sus días lo único que traía cuando llegaba era alegría, paz y un montón de cariño...

Por ello, y por tantas y tantas cosas que compartimos, ahora te echamos de menos y sentimos un enorme vacio... Porque queremos verte y abrazarte de nuevo; ver y abrazar a la personita que todos conocimos; sin darnos cuenta de que ese vacio no es tal y que lo creamos nosotros mismos al olvidar que DIEGO es mucho más, es mucho más grande que todo eso. Que lejos de dejar un vacio, dejó un lleno tan enorme, dejo todo tan impregnado de él, de su esencia que lo que nos ocurre es que le sentimos en todas partes. De acuerdo, no podremos verle fisicamente, pero a partir de hoy todos tenemos la suerte de poder compartirle y sentirle a la vez en esa nube de cosas buenas que nos dejó.

Creo que el vacio será menos si logramos mirarlo con otos ojos, con los suyos, con los de la inocencia, la fantasia y la pureza de su gran alma de niño y si conseguimos ver esa otra parte que él ya veía: que es simplemente que su esencia está con nosotros para siempre, envolviéndonos,acompañándonos y cuidándonos y que si cada dia logramos respirar un poquito de esa Luz que tuvimos la suerte de sentir; él mismo llenará eso que ahora llamamos vacio y traerá, como siempre, su PAZ...

Tia Mari Luz y tio Raúl, no esteis tristes, todo lo contrario, sentiros afortunados porque sois personas especiales que han tenido la suerte de ser tocados por un ángel y porque si él os eligió para cuidarle, no fue por casualidad...

Con todo ese cariño que nos diste; siempre te llevaremos en nuestros corazones,donde tu pusite el tuyo:
Tus tios y tus primines, "Aliste y güeli" ,Xose, María,Claudia y Paula.

Cosespetites dijo...

Basta sólo una palabra: PRECIOSO. Sin conocerlo me has hecho emocionar.

Begoña dijo...

SE FUE UN ANGEL
http://www.fotolog.com/bey0nd_measure

Casandra

mluz dijo...

Me gustaría tener la fuerza para contaros más cositas de Diego. En este momento lo que más deseo es que este ángel nos haya enseñado a todos a ser mejores.
Porque incluso su despedida ha sido un acto de elegancia y una clase magistral de Amor hacia Todos..

Ahora toca agradecer a todas las personas de la Planta de Pediatria del Hospital de León a Juan Pablo y Luis Ferrero, enfermeras , auxiliares que cuidaron de mi hijo como si fuera el suyo, el de todos ...que con su amor, dulzura su profesionalidad supieron hacer en cada momento lo que Diego les pidió. Siempre os llevaremos en el corazón. Gracias a todos

Rosalía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosalía dijo...

De parte de Rosalía y Lorenzo queremos dejar una pequeña poesía para Diego, que en el tiempo que le conocimos nos enseñó que las cosas mas importantes de la vida son siempre las pequeñas....

He vuelto hacia los pájaros.
Atardece en celeste y amarillo.
La cabeza del sol, pegada sobre el río,
Inmenso Dios para los ritos de la naturaleza.

He vuelto hacia los pájaros
con un montón de voces en el alma
y en las manos ansiosas
el temblor de la ausencia, de la luz y el reencuentro.

He vuelto hacia los pájaros.
Cuántos seres se han ido a la tierra morosa donde se acuesta el hombre.

El río azul me tiende una sábana abierta para abrazarme en luz.

He vuelto hacia los pájaros.
Hay uno que resbala en mi pecho sediento.

Y florece en sonrisa mi desvalido cielo.

Siempre Diego.

Cristina dijo...

Y lo que vale es el esfuerzo de todos los días, compartido tenazmente con los que creen que con cada gesto aumenta la esperanza, que ningún día se pierde para los que luchan.

A todos los niños con discapacidad; ellos son los que luchan todos los días.
A Diego, un luchador y a Mluz que siempre le acompañó.